miércoles, 22 de febrero de 2012

IX. Noche




Por las noches mi alma siente como la vida se deshilacha. 
Me atonta ver como lo claro se viste de oscuro 
y como lo dulce se torna agrio,
como desiertan las calles de calor humano y
 dormitan tus ojos bajo esta bóveda oscura, llena de astros.

Mis ojos sienten como la noche se engalana de encanto,
apagando las luces, las calles y los campos
bajo una luz tenue y tiznada de llanto,
mientras en mis oídos retumba  
el silencio grato que respiran las estrellas
tan cándido como una sábana
y a la vez tan libre como una nube,
pues cariñoso y soñoliento
susurra historias de la urbe.

Y a altas horas, bien dormido,
 percibo el maullido de un gato lejano,
que famélico y apenado busca alimento
 entre los escombros que yacen
bajo la copa de un árbol centenario.

Y pasan las horas y la noche
sigue habitando entre nosotros
hechizando lo que encuentra
por la ruta de su andanza,
mientras que tú 
continúas igual de perfecta,
de hermosa y delicada,
emborrachándome de sueños,
de amor y de esperanza
hasta que los visillos del  sol
escapan por la ventana,
despertando tu mirada,
tu corazón y mi alma.

Y es en este momento cuando comprendo
 que la noche es como un cuento,
que tiene un principio y un final,
que tu sigues estando conmigo,
aunque la noche haya vuelto a anidar.


6 comentarios:

  1. Me encanta Javii.
    Besos

    Lu.

    ResponderEliminar
  2. Javi, es precioso!! felicidades !!!!!Willy

    ResponderEliminar
  3. Bonitas palabras. Carlos

    ResponderEliminar
  4. Quizás el mejor ....... Genial. !!!!!!
    Sigue Javi.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta... grandes palabras "emborrachándome de sueños..." jaja bss!!

    ResponderEliminar